Lo que queda en camino

Lunes, 27 Septiembre 2021 20:33 Escrito por Laura Cruz Cacho | Corresponsal | @cruzlauc
Documental que muestra de manera vivencial el recorrido de la caravana. Documental que muestra de manera vivencial el recorrido de la caravana.

Irapuato, Guanajuato. Luego de nueve días mostrando grandes películas mexicanas e internacionales, entre largometrajes y cortometrajes tanto documentales como de ficción, el Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF) dio a conocer en una ceremonia especial cuáles son las cintas que este año ganaron en las diferentes categorías de su Selección Oficial en competencia.

La 24 edición del encuentro cinematográfico guanajuatense dio a conocer la lista de los ganadores. Dentro de la competencia del largometraje documental mexicano, el GIFF otorgó una mención a: “Lo que queda en el camino”, de Jakob Krese y Danilo Do Carmo, 2021.

“Cuando me enteré de las caravanas migrantes, vi un acto de resistencia colectivo, una marcha de 4000 kilómetros, nació mi interés por saber más, junto con Danilo y Ana, entendimos más la realidad de las caravanas y entendimos que madres soleras como Lilian con sus cuatro hijos que sufren violencia, la comunidad de lgbttti  y los grupos vulnerables, son su única manera de salir de una situación complicada. Esa realidad que nosotros queríamos relatar. En nuestro caminar de Guatemala a Tijuana, conocimos a Lilian y sus hijos y a través de la solidaridad se dio una familia temporal y con el tiempo Lilian se abrió a nosotros y convivimos con los niños”, explicó Jakob Krese, director del documental “Lo que queda en el Camino.”

En entrevista para Diario de Puebla, Antonio Funes originario de Honduras, también uno de los migrantes de esta caravana donde se desarrolló el documental expresó: “salí de mi país en busca de mejores futuros. Logré informarme acerca de las caravanas y decidí emprender un viaje desconocido donde importaba más la valentía, el saber si lo lograría de acuerdo a mis fuerzas.  Siempre he sido humilde e inteligente, comparto el respeto, las costumbres y soy social. Logré la empatía con la gente, puedo compartir con todos y que me ha hecho cambiar es estar al mismo margen en la línea.”

Durante la filmación, hay una secuencia donde la caravana llega a Tijuana, lo recibe Casa de la Luz; un espacio colectivo e incluyente formado por la comunidad LGBTI abierto a todas las personas migrantes. Al respecto el impulsor de este colectivo Irving Mondragón, comenta: “decidimos levantar este lugar porque no había ningún albergue influyente ni inclusivo en Tijuana en donde pudieran estar las personas conviviendo en la comunidad. Rentamos el espacio y poco a poco incluimos con los servicios básicos y recibimos regalías de la gente.”

“Las políticas migratorias cambian todo el tiempo y la idea es tener un espacio donde esta gente pudiera estar tranquila y segura.  En la pandemia, no cerramos el espacio, levantamos unas carpas, tomamos las medidas sanitarias, pero no podíamos excluir a las personas. Ahorita estamos pasando de hacer un colectivo a una asociación y queremos a que otras personas se solidaricen”, agrega Mondragón.

Jakob Krese concluye: “Esta gente viene de un pasado haciendo un recorrido de 4000 kilómetros, quieren descansar, que nadie venga a decirles qué deberían de hacer o cuál es su futuro, es dejarlos descansar, darles un apoyo. En Casa de la Luz encontramos este lugar y es autogestionado por la gente y que yo he aprendido en la caravana es que la gente tiene que organizarse y generar espacios por ellos mismos y para nosotros terminar la película en Casa de Luz. Nos alegró mucho que Lilian y sus hijos encontraran un lugar. Hay un espíritu de caravana de solidaridad, apoyo mutuo que está la respuesta; generar espacios donde la gente se puede ayudar.”

Valora este artículo

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos