• Se exhibirán 21 cintas del Tour 2019. Las proyecciones están previstas en ocho espacios universitarios, de los cuales tres son regionales

“Para nosotros es importante tener sedes como la BUAP, las cuales están conectadas con un público universitario y de preparatoria que está en formación:  si podemos incidir un poco en ellos, nos alegra mucho”, afirmó Victoria Cabrera Escobar, coordinadora de la Muestra Internacional de Cine con Perspectiva de Género (MIC Género). El Tour 2019 de este evento exhibirá 21 cintas en ocho espacios de esta Casa de Estudios, con lo cual se espera un impacto en alrededor de mil 500 personas de la comunidad universitaria.

            Al destacar que por tercer año la BUAP colabora con esta muestra cinematográfica, Juan Carlos Pinacho Cruz, director de Acompañamiento Universitario, indicó que la apuesta de la Rectoría y de la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura, entre otras dependencias involucradas, es mantener esta vinculación, ya que su propuesta es “un elemento para formar, informar, sensibilizar y, sobre todo, generar las acciones que se requieren para la erradicación, la prevención y la sanción de la violencia de género, así como de todas las formas de discriminación que vivimos, dentro y fuera de la Universidad”.

            Iniciada en 2012, MIC Género estructura sus materiales audiovisuales en función de un hilo conductor específico: “visibilizar y transformar la realidad misógina, machista y patriarcal que se vive”, según Cabrera Escobar. Para este fin, se han planteado 12 ejes temáticos: Movilidad humana y migración; Derechos sexuales y reproductivos; Ecofeminismos; Etarismo y relaciones intergeneracionales; Disonancias; Encierros y reclusión; Vs. Media; Resiliencia; Cuerpo atlético; Cuir/Queer y Postporno; Minoridades en foco; e Infancias y derechos humanos.

          En esta octava edición se exhibirán 55 largometrajes y 54 cortometrajes de casi 50 países en 12 estados del país. En el caso de Puebla, se presentarán 54 películas, del 22 al 29 de agosto, en 11 sedes, de las cuales ocho pertenecen a la BUAP.

          Las sedes universitarias de la capital poblana son el Complejo Cultural Universitario, el Edificio Carolino, las facultades de Medicina y de Lenguas y la Preparatoria Emiliano Zapata; al interior del estado, el Complejo Regional Mixteca, en Izúcar de Matamoros; el Complejo Regional Centro, en Ciudad Serdán; y en el Complejo Regional Norte, en Huauchinango.

            Para consultar la programación, sedes y horarios, visitar el sitio micgenero.com/ o dirigirse al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en CARTELERA
Jueves, 15 Agosto 2019 07:18

BUAP reconoce a Victoria Cruz Romano

Además de buena estudiante, la Premio Estatal del Deporte suma nueve medallas de oro, nueve de plata y cuatro de bronce en competencias nacionales e internacional de karate

El Rector Alfonso Esparza Ortiz entregó un reconocimiento a Victoria Cruz Romano, una de las mejores atletas de la selección nacional de karate-do, quien forjó su carrera académica y deportiva en la BUAP, en cuyas instalaciones inició su entrenamiento a la edad de tres años; hoy estudiante de la Facultad de Ciencias Químicas y consejera universitaria.

         Acompañada de sus compañeros de aula, maestros y administrativos de esa unidad académica, la destacada deportista que en fechas recientes sumó a su larga lista de medallas el segundo lugar en kata por equipos en los Panamericanos de Lima 2019, dijo sentirse muy contenta y orgullosa de pertecener a la BUAP: “Realmente me siento como si fuera mi hogar”, y agradeció al Rector Alfonso Esparza esa llamada telefónica de aliento, previa a la competencia de esta justa deportiva: “Me dio ese impulso que necesitaba”.

         Al reconocer  su exitosa carrera deportiva, en la cual ha acumulado nueve medallas de oro, nueve de plata y cuatro de bronce, el Rector de la BUAP destacó su desempeño como muestra de una formación integral, modelo de los universitarios y claro compromiso de superación y elevadas aspiraciones.  “Estamos orgullosos de que forme parte de la comunidad universitario; es ejemplo de que con disciplina, constancia y convicción se pueden alcanzar metas cada vez más altas”.

         Por ello, reiteró el compromiso de la Universidad para apoyar el talento de los jóvenes, “a fin de que cuenten con las mejores condiciones para su desarrollo, sus competencias y habilidades, sean académicas, deportivas, científicas o artísticas, en cualquier ámbito, pues el respaldo es indispensable para su educación”.

          El Rector Alfonso Esparza Ortiz destacó también la férrea disciplina de la universitaria, quien mantiene una rutina de entrenamientos de seis días a la semana, de dos a tres horas diarias, además de acudir a sus clases en la Universidad, donde se desempeña con buenas calificaciones.

           La estudiante del quinto semestre de la Licenciatura en Ciencias Químicas, Victoria Cruz Romano,  en fechas recientes ganó medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, que tuvieron lugar del 26 julio al 11 de agosto, al derrotar junto al equipo mexicano al representativo de República Dominicana.

           A  lo largo de su trayectoria en esta disciplina, ha logrado cinco medallas de oro y cuatro de plata en olimpiadas nacionales; un oro y dos platas en campeonatos panamericanos; así como  tres oros, tres plata y cuatro bronces en campeonatos centroamericanos y del Caribe.  

          En mayo pasado participó en el XIX Campeonato Centroamericano y del Caribe de Karate, en San José, Costa Rica, donde ganó el oro en la categoría sub 21 y la plata en la categoría adultos, en kata por equipos. De igual forma obtuvo el bronce en kata individual femenil durante la Universiada Nacional 2019

         En el 2018, la Federación Mexicana de Karate-Do le otorgó un reconocimiento como una de las mejores atletas de la selección nacional; un año antes recibió el Premio Estatal del Deporte. Ambas distinciones la colocaron como una de las mejores atletas de Puebla y el país.

Publicado en EDUCACIÓN

•    Firmó convenio de colaboración con la Dirección General de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura federal

La BUAP firmó un convenio de colaboración con la Dirección General de Bibliotecas, de la Secretaría de Cultura federal, con lo cual la Universidad se suma al Plan de Fomento a la Lectura y Escritura para la Red Nacional de Bibliotecas, junto con 14 instituciones de educación superior del país.

          Con una vigencia de tres años, este convenio permitirá el desarrollo de programas y talleres para el fomento a la lectura y escritura en espacios bibliotecarios, además de seminarios de investigación que promuevan la sistematización de datos sobre este tema, la creación de normas para la digitalización y divulgación del acervo bibliográfico, relacionado con dichos talleres, para la creación de un portal electrónico de acceso público, entre otras acciones.

          Marx Arriaga Navarro, director General de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura, señaló que de acuerdo con datos del Módulo sobre Lectura del INEGI, en México se lee un promedio de 3.3 libros al año; además, información del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés) señalan que nuestro país presenta un atraso sustancial en las competencias lectoras de los alumnos.

          “Es por ello que este plan busca reactivar la Red Nacional de Bibliotecas al vincularse con instituciones de educación superior autónomos, para generar una estrategia en la que sus alumnos, a través del servicio social y prácticas profesionales, desarrollen talleres de fomento a la lectura para estudiantes de primaria y secundaria, en espacios bibliotecarios”.

          Asimismo, subrayó que para realizar esta labor la dependencia a su cargo desarrolló una plataforma de enseñanza online Moodle, en la que ofrecerán capacitación a distancia a los jóvenes que participen en el programa, e informó que dichos estudiantes recibirán becas, 100 por cada institución, por parte de la Secretaría de Educación Pública.

          Tras signar este acuerdo, en representación del Rector Alfonso Esparza Ortiz, el titular de la Tesorería General de la BUAP, Óscar Gilbón Rosete, destacó que para la Institución es muy satisfactorio formar parte de esta estrategia nacional. Recordó que en la Universidad también se llevan a cabo acciones para fomentar la lectura, como las jornadas de alfabetización del Centro Universitario de Participación Social, en las cuales los estudiantes les enseñan a leer y escribir a  pobladores de comunidades rurales.

          “El libro es la herramienta fundamental en esta cruzada contra la ignorancia y en el avance transversal para hacer llegar la cultura a más personas”, expresó.

          En la firma de este convenio participaron los titulares de la Dirección General de Bibliotecas de la BUAP, Alfredo Avendaño Arenaza, y de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado, Ygnacio Martínez Laguna.

Publicado en EDUCACIÓN

•  427 jóvenes de movilidad nacional e internacional cursarán estudios en la Máxima Casa de Estudios en Puebla

Al dar la bienvenida a 427 estudiantes de movilidad del periodo otoño 2019, cantidad sin precedente en la Institución, el director de Educación Superior, Antonio Lucio Venegas, destacó que la internacionalización permite a la BUAP conectarse con el mundo y asimilar una manera de pensar y actuar frente a los desafíos contemporáneos que surgen de la migración, el avance tecnológico, los conflictos políticos y la ampliación de los mercados.

          Ante jóvenes entusiastas que ondearon las banderas de sus países, informó que en este periodo la BUAP recibe a 261 extranjeros provenientes de 20 naciones y 166 mexicanos, con lo cual se mantiene la tendencia creciente del programa, ya que de 2018 a la fecha el número pasó de 407 a 427 alumnos, y posiciona a la Institución como uno de los principales destinos de movilidad.

           Los contingentes más numerosos son 79 colombianos, 60 españoles, 23 alemanes y 21 franceses; así como 29 sinaloenses, 15 chiapanecos y ocho oaxaqueños. Además, 262 alumnos de la Máxima Casa de Estudios en Puebla realizan en este momento estancias académicas en 22 países y 56 más en otras universidades del país.

          En su intervención, Odorico Mora Carreón, director General de Desarrollo Internacional, resaltó la importancia de las universidades como entes transformadores del entorno y formadores de líderes. “Se tiene un mundo cada vez más complejo, por eso los jóvenes tienen como reto la transformación social del mismo”.

          En este cometido, indicó que las instituciones de educación superior son espacios que les permiten conocer otros países y culturas, a través de la movilidad estudiantil. “Gracias por elegir a la BUAP como un espacio para transformar su vida, para salir de su zona de confort. Aquí van a encontrar amistad sincera. Bienvenidos a una institución llena de historia”.

            En esta ceremonia realizada en el Salón Barroco, del Edificio Carolino, Antonio Lucio Venegas también resaltó que la internacionalización brinda a los jóvenes la oportunidad de desarrollar competencias blandas, que destacan la importancia del trabajo en equipo, las habilidades lingüísticas, la comunicación, creatividad, responsabilidad, compromiso y las actitudes proactivas para resolver problemas y generar ideas innovadoras.

          En la actualidad estas habilidades son las que más demandan las empresas y gobiernos, ya que conllevan un fuerte contenido de valores humanos, tales como la honestidad, tolerancia y el respeto a las diferencias entre todos los ciudadanos del mundo, refirió.

          Un aspecto novedoso del programa en este año será la creación de un nuevo acervo en la Biblioteca Central Universitaria. Cada uno de los estudiantes de intercambio donará un libro representativo de su país o universidad, con los cuales se creará una sección internacional en la Biblioteca Central Universitaria. Lo anterior posibilitará a nuestra comunidad la consulta de información en la toma de decisiones, para realizar estudios en otras universidades.

Publicado en EDUCACIÓN

• Capacitan a estudiantes de bachillerato de Cuautinchan para crear “Cuautinopal”

Apoyar el desarrollo de la economía local y mejorar la salud de la comunidad, son los principios básicos detrás de la creación de Cuautinopal, una microempresa que estudiantes de bachillerato de Cuautinchan fundaron con la asesoría de la Coordinación de Extensionismo Universitario, de la Dirección de Innovación y Transferencia de Conocimiento (DITCo), de la BUAP, dedicada a fortalecer poblaciones rurales de Puebla con programas de prevención, incubación y educación.

          Tras un trabajo de ocho meses y gracias al apoyo de estudiantes de las licenciaturas en Administración de Empresas, Mercadotecnia, Diseño Gráfico, Comunicación, Gastronomía y Psicología, integrados en las brigadas de Extensionismo, nació Cuautinopal, que ofrece a la venta galletas y panqués elaborados con harina de nopal -planta con múltiples beneficios para la salud- cosechado en el huerto del bachillerato “Salvador Novo”, ubicado en Cuautinchan.

          Lilia Verónica Gómez Galeana, coordinadora de Extensionismo Universitario, comentó que el proyecto fue posible gracias al vínculo establecido entre la BUAP y el Programa de Restauración Ambiental Comunitaria (PRAC), una iniciativa de educación ambiental participativa desarrollada por el área de Responsabilidad Social Corporativa de Cemex y el Tecnológico de Monterrey.

           “Nos buscó el área de Responsabilidad Social de Cemex para dar acompañamiento a los jóvenes en el proyecto que tenían del nopal y desde el momento que llegamos se empezó a trabajar una incubación empresarial de economía social”, dijo.

          Galeana Gómez explicó que para realizar esa labor, los extensionistas del DITCo de la BUAP han desarrollado durante su formación la capacidad de comprender el entorno social para presentar estrategias adecuadas a las comunidades rurales. Por esta razón ayudaron a los jóvenes emprendedores de Cuautinopal a tener una visión estratégica para comprender lo que puede favorecer su proyecto.

Capacitados para crear su empresa

Francisco Melgarejo Zempoaltecatl, coordinador de Desarrollo Juvenil de la DITCo-BUAP, fue el responsable de dar seguimiento a las asesorías de los extensionistas universitarios, a través de las cuales los jóvenes emprendedores de bachillerato establecieron su propia empresa, no sin antes pasar por varias etapas, entre las que destacó el autoconocimiento personal, ya que existían algunos problemas de funcionamiento y convivencia en el equipo.

           “La primera intervención que tuvimos fue de reconocimiento; los chicos identificaron en qué punto estaba el equipo que iba a comenzar una empresa. Se empezó a trabajar en el diagnóstico y se hizo un perfil por parte de una psicóloga que identificó algunas conductas de los muchachos; una vez que se logró la armonía entre los integrantes de la empresa, se comenzaron a inducir las partes que forman una organización”, señaló.

          Después de ese primer acercamiento, los extensionistas universitarios iniciaron talleres donde se comenzó a estructurar formalmente a Cuautinopal: los estudiantes de Administración capacitaron para esquematizar la empresa, generar el organigrama y el plan de negocios; los de Mercadotecnia instruyeron en el desarrollo de puntos de venta y estrategias de marketing; los de Diseño Gráfico y Comunicación trabajaron con el diseño, el logotipo, slogan, colores y tipografía; y los de Gastronomía enseñaron a preparar los ingredientes para elaborar los panqués y las galletas.

           “La parte que más nos costó fue la de asignar un rol a cada chavo. A cada uno, en la etapa en la que están, les cuesta asumir un rol, y más dentro de una empresa, y sobre todo que ellos cumplieran la función de ese rol, como director, encargado de finanzas, de medios, ventas, la producción. Eso fue lo más complicado de trabajar en equipo. Ahora los jóvenes están en la parte final que es la producción; ya tienen todo el esquema de empresa, aprendieron a fondearse y van dándole la vuelta al dinero. De esta manera, terminó la etapa de incubación y asesoramiento, lo que viene es la segunda parte que es la miniaceleración de la empresa”, agregó Melgarejo Zempoaltecatl.

          Para Paulette Chambers Rubio, coordinadora regional de Responsabilidad Social y Desarrollo Comunitario de Cemex, el apoyo de la BUAP ha sido vital para el desarrollo de los proyectos. Para el siguiente ciclo del Programa de Restauración Ambiental Comunitaria se espera que haya nuevamente la vinculación y que los jóvenes de bachillerato de la región tengan a la BUAP en su visión como próxima casa de estudios.

           “El programa ha trabajado muy de la mano con la BUAP, con la DITCo, que nos apoyó al cien por ciento con la creación de la microempresa Cuautinopal; esperamos seguir con esa vinculación con la BUAP y todas sus áreas del conocimiento”, añadió.

          Montserrat López y Adrián Ambrosio, parte de los fundadores de Cuautinopal, aseguraron que su microempresa pretende ayudar a la reintegración del tejido social y económico de su comunidad, a través de la producción y venta de alimentos derivados del nopal, una planta que genera múltiples beneficios a la salud, ya que mejora la digestión por su alto contenido de fibra, disminuye la concentración de glucosa en la sangre, o reduce el padecimiento de la osteoporosis.

           “En nuestra empresa hacemos productos a base de harina de nopal; nuestro objetivo es ser competitivos, pero sin olvidar la calidad del producto; decidimos tomar ese potencial y junto a la BUAP buscamos que el mundo conozca Cuautinchan, que conozca nuestro producto y nuestra empresa”.

Publicado en EDUCACIÓN

•    Concluyó sus estudios en una de las carreras más demandadas
•    “A veces me desanimaba, pero sabía que ocupaba un lugar que otros querían, así que me propuse terminar, sin importar lo que me costara”

Víctor Manuel Ávila Luna, de 28 años, tiene una parálisis cerebral que le afectó sus habilidades motoras, pero no su capacidad y tenacidad para conseguir las metas que se propone. Esta primavera 2019 concluyó con éxito su Licenciatura en Derecho en la BUAP, donde se propuso entrar en 2014 pese a que muchos le dijeron que nunca podría estudiar en la Universidad.

         Es el segundo de cinco hermanos, pero fue el primero en su familia en concluir una carrera universitaria. Nació en la comunidad indígena de San Lucas Ahuatempan que pertenece al municipio de Huatlatlauca, ubicado en la región mixteca, en la zona centro del estado. Ahí la principal actividad económica es la agricultura y más de la tercera parte de la población es analfabeta.

         En entrevista, Víctor Manuel recuerda que sus padres siempre trataron de integrarlo, lo llevaron al jardín de niños y cuando terminó intentaron inscribirlo en la primaria, donde se negaron a matricularlo. A partir de entonces no asistió más a la escuela hasta los 11 años.

         La falta de interacción con otros niños de su edad y el aislamiento provocó que su estado de ánimo decayera. Preocupados por esta situación, sus padres consultaron a un médico, quien indicó que el padecimiento de Víctor Manuel era depresión y que era necesario inscribirlo a la escuela para que pudiera sociabilizar con niños y niñas de su edad.

          “Recuerdo que siempre me sentía triste y lloraba mucho, a pesar de que mi papá me enseñaba a leer y escribir, utilizando un pedazo de cartón como pizarrón, a mí me hacía falta tener amigos, por eso mis papás decidieron mudarse a Puebla. Aquí inicié la primaria a los 11 años y a partir de entonces me seguí con la secundaria y preparatoria, la cual concluí con promedio de 9”, relata.

         Al concluir su preparatoria, Víctor Manuel señala que su padre lo animó a seguir preparándose y aunque le decía que estudiara Medicina o Agronomía, la decisión de estudiar leyes era una idea que cada vez se arraigaba más en su pensamiento, muy a pesar de los múltiples comentarios que trataron de desalentarlo, con frases como “no vas a poder o nunca te harán caso”.

          “La primera vez que escuché la palabra abogado fue en una conversación de adultos, era niño y no sabía lo que significaba, pero me gustó lo que decían y desde entonces siempre dije: ‘voy a ser abogado’. Después me propuse entrar a la BUAP, aunque como era bueno para las matemáticas, dudé por un tiempo en irme mejor a Físico Matemáticas, pero al final me decidí por Derecho. Siempre pensé que nunca me daría por vencido, mi meta era entrar a la Universidad”.

         En 2014 Víctor Manuel hizo su examen para ingresar a la BUAP. Recuerda que en la Prueba de Aptitud Académica (PAA) sacó 573 puntos, lo que nuevamente le valió comentarios para que desistiera de su intento, pero Víctor realizó la segunda prueba y obtuvo 835 puntos, que en promedio le dieron la oportunidad de ingresar a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

Orgullo BUAP

“Durante la carrera algunas cosas fueron difíciles y más al principio, me sentía extraño porque todo era diferente a la prepa, pero empecé a preguntarles a mis compañeros cómo se sentían y muchos estaban igual, eso me ayudó porque entendí que solo se trataba de un proceso de adaptación”.

         Acudir a clases en la Facultad de Derecho siempre representó un reto, sobre todo por la cantidad de lecturas que tenía que realizar, ya que Víctor Manuel reconoce que no estaba acostumbrado a leer en ese volumen, sin embargo poco a poco se fue habituando.

          “Siempre fui bueno para las matemáticas, pero no tanto para leer, era una costumbre que no tenía, pero que con el tiempo tuve que adquirir. Cuando me entregaron la primera antología de lecturas pensé que era mucho, a veces me desanimaba, pero sabía que ocupaba un lugar que otros querían, así que me propuse terminar, sin importar lo que me costara”.

         Tras sus clases, Víctor Manuel tuvo una convivencia común con sus compañeros, quienes le compraban dulces para apoyarlo a continuar con sus estudios. “Con mis compañeros la relación fue cordial, muchos me animaron y me invitaban a convivir, a veces hasta a fiestas o bares me llevaron, así que también me divertí”, asegura entre risas.

         En primavera de 2019 Víctor Manuel concluyó su Licenciatura en Derecho con un promedio de 8.5. Su área de interés es el Derecho Público y Amparo, una rama que se encarga de regular las relaciones entre las personas o entidades privadas con los órganos que ostentan el poder público.

         En su experiencia, advierte que las personas con alguna discapacidad no tienen una representación genuina en ninguno de los tres poderes de gobierno y eso es algo que, asegura, debe cambiar.

          “A mí me gustaría darles voz en el Congreso, porque de verdad que no hay una verdadera representación, dicen que sí, pero no nos toman mucho en cuenta, por eso me gusta el Derecho Público, la defensa contra los posibles abusos de la autoridad”.

         Víctor Manuel se siente orgulloso de este logro, al igual que sus padres y sus cuatro hermanos, a quienes sirvió de ejemplo. Los trámites para obtener su título están en curso, pues aunque le hubiera gustado hacer una tesis, advierte que por promedio obtendrá más rápido la cédula profesional que le permita trabajar en su área. Además, le gustaría estudiar una maestría para seguir demostrando que los resultados se logran con trabajo y por un propósito bien enfocado.

         El sueño de Víctor de ser universitario y después abogado está más cerca que nunca, aún hay metas que alcanzar como viajar, conocer otras culturas y países, en especial España. Trabajar por un sector social al que pertenece y representarlos.

          “Cuando veo a mi papá que se desanima por algún problema, siempre trato de apoyarlo y le digo: ‘Sí se puede. Siempre se puede’”.

Publicado en EDUCACIÓN

Columna | SIN LÍMITES

*Revelaciones de Alejandro Gallardo sobre la toma del Edificio Carolino en abril de 1976

Las épocas aciagas en Puebla en las que en un lapso de 12 años, de 1963 a 1975, el Estado tuvo seis gobernadores como fueron Antonio Nava Castillo quien fue sustituido por Aarón Merino Fernández, después fue electo el general Rafael Moreno Valle, --abuelo del fallecido ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas--, que también pidió licencia y sucesivamente fueron mandatarios Mario Mellado García, Gonzalo Bautista O’Farril y Guillermo Morales Blumenkron.

Con la frase, cancelemos odios y rencores, resultó electo después el doctor Alfredo Toqui Fernández de Lara, quien gobernó de 1975 a 1981. Después siguieron sexenios de tranquilidad hasta la caída del helicóptero en diciembre de 2018.

Sin embargo, hubo un suceso poco conocido en el año 1976, cuando se crearon las condiciones políticas y sociales que estuvieron a punto de provocar la caída del doctor Toxqui con la intervención de la entonces Dirección Federal de Seguridad.

Alejandro Gallardo Arroyo, quien tenía 24 años en 1976, licenciado en Economía y Director de la Escuela Preparatoria Diurna Benito Juárez García, habla del suceso:

-En 1976 en la Universidad de Puebla se instaló una dictadura burocrática que combatió todo aquello que no procedía del comité estatal del Partido Comunista Mexicano. El rector Luis Rivera Terrazas acalló las críticas hasta llegar a las expulsiones sin derecho a ser oído. Los empresarios, la iglesia y la derecha estaban del otro lado. Estaba fresca la caída de varios gobernadores.

-Toxqui era incómodo a la Federación que por su parte, apoyaba de manera irrestricta a la UAP.

-El conflicto de abril de 1976 con la toma del Carolino por un grupo de estudiantes, se presentó por el abuso y la intransigencia de una burocracia que no cumplió con el sueño de Reforma Universitaria.

-La disputa entre el Partido Comunista y la Rectoría a cargo de Luis Rivera Terrazas contra el Frente Estudiantil Popular (FEP), fue por estas razones:

1) El doble discurso del PCM ante los universitarios y su relación con la Presidencia de la Republica. 2) Creció el movimiento estudiantil, ajeno al control de la burocracia universitaria y destruía a las escuelas opositoras. 3) Había manejo discrecional del presupuesto universitario.

4) Existía constante provocación en las escuelas donde el PCM no era mayoría y el estudiantado pedía cuentas claras como Medicina, Leyes y Preparatoria diurna. 5) La expulsión del doctor Guillermo Cabrera Candia, director de la Escuela de Medicina y opositor de Luis Rivera Terrazas.

-En ese contexto el FEP decidió tomar el Edificio Carolino, para manifestar el desacuerdo estudiantil ante la cerrazón del PCM y el Consejo Universitario.

El 27 de abril de 1976, los estudiantes toman las instalaciones del edificio central y transcurren cuatro días sin enfrentamientos, mientras se realizaban manifestaciones a favor y en contra de los hechos.     

LA PRESENCIA DE LA DFS

El intento de “derrocar” a Toxqui, al calor del conflicto, es cuando la Dirección Federal de Seguridad, comandada por Miguel Nazar Haro, sigilosamente se acuartela en el Hotel Colonial y desde ahí orquesta un ataque al edificio Carolino.

Los cuerpos policiales del Gobierno del Estado, representados por los famosos militares Felipe Flores Narro y Luis Álvarez Moguel, reportaron la presencia de los federales, enviada desde Los Pinos y sin conocimiento del Gobierno del Estado.

La DFS venía a realizar acciones violentas que permitieran justificar la desaparición de poderes, en el Estado de Puebla, acción que se coronaria el 5 de mayo de 1976 durante la visita del Presidente Luis Echeverría.  

Ante las filtraciones tanto en el gobierno como en el FEP, dirigentes estudiantiles se reunieron con el gobernador Toxqui. Así fue parte de la conversación.

REUNIÓN TOXQUI Y LÍDERES DEL FEP

El encuentro se inició, con desconfianza, pero la fuerza de los argumentos y la actitud del doctor Alfredo Toxqui, disipó la tensión. Suave, pero firme, preguntó a Gallardo:

-¿Está enterado de la presencia de la Policía Federal de Seguridad en el Hotel Colonial?

Le respondí que tenía cierta información y que el conflicto no era con la Federación.

En un tono de mayor preocupación, volvió a cuestionar:

-¿Había algún compromiso con el Señor Presidente?

Contesté que no, pidiéndole que interviniera para evitar otros riesgos.

Respondió puntualmente, el gobernador:

-Por indicaciones de México, se quitó el cinturón de seguridad que rodeaba al edificio Carolino.

En ese momento estudiantes y gobernador estaban atrapados en el mismo problema, ya que el Presidente estaba manipulando actuaciones.

Faltaban 36 horas para el histórico desfile y la esperada visita presidencial. Hubo riesgos, las presiones arreciaron y optamos por no prestarnos a un letal enfrentamiento. Esa decisión cambio nuestras vidas para siempre.

Concluye Gallardo Arroyo: Obviamente un cruento resultado, habría propiciado el pretexto ideal, para culpar y derribar sin juicio alguno al presunto responsable de los actos violentos.

Los riesgos para ambas partes en nuestro caso eran jugarse la vida por una causa inútil y del otro lado la estabilidad del gobierno de Toxqui, que se había ganado la animadversión presidencial por ser amigo del ex Presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Considera Gallardo que entonces se hubiera impuesto como gobernador al entonces Senador de la República Horacio Labastida Muñoz, ex rector de la UAP vinculado a los comunistas.

Años después, comenta Gallardo se encontró con el doctor Toxqui ya fortalecido en las postrimerías de su mandato en la Ciudad de México. Platicaron entonces sobre lo que hubiese significado, no haber salido del Carolino ese 4 de mayo de 1976.

“Era impredecible lo que podía suceder con nuestro amigo el presidente Echeverría. Yo había dado indicaciones a mis cercanos colaboradores de estar preparados para abandonar el gobierno”, le dijo Toxqui.

Hasta aquí el dicho del universitario. Sin embargo, otras fuentes cercanas al doctor Toxqui, señalaron que tal vez la imposición de un gobernador favorecería a otra familia cercana al echeverrismo, en este caso el interinato hubiera recaído en el ingeniero Rodolfo Sánchez Cruz.

CRONICA DE LOS HECHOS

En la revista de la BUAP, Tiempo Universitario, Año 7, número 11 con fecha de 17 de junio de 2004, con el título: Desde el poder: agresión a la UAP, Walter Fernando Vallejo Romero, en base a una investigación hemerográfica, resume así el conflicto de abril y mayo de 1976:

A finales de abril de 1976, un grupo equipado con armas de alto poder, tras herir gravemente a diversas personas y ocasionar la muerte de otra, se posesionó del edificio Carolino, tomó a profesores, funcionarios y estudiantes como rehenes y exigió la renuncia de Rivera Terrazas.

Antes, el 10 de septiembre de 1975, rindió protesta como rector de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) el ingeniero Luis Rivera Terrazas, miembro del PCM.

Respecto a la relación de la rectoría con el gobierno federal, Rivera Terrazas afirmaba: “Echeverría nos empezó a hacer el amor... En esa época yo iba a Los Pinos cada quince días o cada mes, para hablar horas enteras con el señor presidente... Pero, en el fondo ¿Adónde quería llegar? A que le invitásemos a venir un día a la Universidad, para hacer aquí un gran discurso, para presentarse como un hombre de izquierda, como un gran progresista apoyado por la universidad más de izquierda, más revolucionaria del país. Pero jamás lo invitamos...”

Desde 1974 Echeverría auspició la creación del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) con el objetivo de restarle presencia nacional al PCM. Como en la universidad poblana los comunistas eran hegemónicos, Puebla fue de las primeras entidades en las que el PST fue fundado. Sus principales dirigentes estatales fueron Alejandro del Castillo Saavedra, Carlos Talavera Pérez, Genaro Piñeiro López y otros jóvenes. Una de las primeras acciones del PST en Puebla fue la de crear el denominado Frente Estudiantil Popular (FEP), como su filial universitaria.

El FEP-PST tenía influencia en algunas escuelas. En las elecciones rectorales de 1975, el FEP postuló como candidato al doctor Guillermo Cabrera Candia, padre de Enrique Cabrera Barroso. Los resultados fueron apretados, quedando electo Rivera Terrazas, sumamente cuestionado.

Al mediodía del 27 de abril de 1976, el FEP, encabezado por Carlos Talavera, Genaro Piñeiro, Ángel Valerdi Cortés, Héctor Ampudia, Miguel Hernández Delgado y otros, ocupó el edificio Carolino. Los asaltantes portaban armas largas.

El rector decidió responder por la vía política: demandó del gobierno estatal la intervención de la fuerza pública para desalojar a los asaltantes, señalando que la Universidad no consideraría esto como violación a su autonomía.

Por su parte, el procurador del Estado, Jorge Luis Rosales Peimbert, se limitó a acordonar el edificio con las policías Judicial y de Tránsito. Hubo dos manifestaciones en apoyo a las autoridades de la Universidad. La primera el 28 de abril y la otra, el 1° de mayo.

Después de múltiples negociaciones y de que algunos rehenes fueron liberados de manera paulatina, a las 3 de la madrugada del 4 de mayo, los miembros del FEP, portando sus armas y bajo protección policíaca, desalojaron el Carolino.

El 6 de mayo, el Carolino fue devuelto a las autoridades universitarias. El día 7 se realizó una manifestación.

El 21 de mayo, el consejo universitario expulsó de la institución a 22 de los asaltantes del Carolino; suspendió de sus derechos universitarios a otros 23 y amonestó a ocho, en función de su grado de responsabilidad en los acontecimientos.

En fin, como dice la copla española:

Cuando recordar no pueda,
¿dónde mi recuerdo irá?
Una cosa es el recuerdo
y otra cosa recordar.

Correo | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en COLUMNAS

Esta exposición estará abierta hasta el 27 de agosto, en la Biblioteca Central Universitaria

Como una forma de fomentar entre los universitarios y el público en general un interés por temas trascendentales, como la cultura de paz, los derechos humanos, la inclusión y la historia de los genocidios, en la Biblioteca Central Universitaria de la BUAP se instaló el Túnel Memoria y Tolerancia, exposición que estará abierta hasta el 27 de agosto.

         Dentro de esta muestra, los espectadores podrán conocer más acerca de temas como el genocidio, ejemplificados a través de diversos periodos y hechos históricos como el holocausto; la Segunda Guerra Mundial, la sociedad europea y el terror vivido por el régimen nazi.

         A través de videos, diagramas y fotografías de la época, algunas tomadas por los aliados durante la liberación de los campos de concentración, los asistentes serán testigos de una de las más grandes muestras de intolerancia a lo largo de la humanidad, así como conocer otros ejemplos de guerras y genocidios perpetuados en diversos países a lo largo de los años.

         De igual forma, por la parte exterior del túnel se muestran las definiciones de conceptos como tolerancia, diálogo, derechos universales, y se destaca la importancia de los mismos para la construcción de una mejor sociedad.

         Realidades intolerables, violación de derechos humanos, estereotipos y prejuicios, diversidad e inclusión, discriminación de género, personas con discapacidad, discriminación a adultos mayores, racismo y clasismo, población LGBT+, son otros temas presentados en esta exposición, acompañados de datos y estadísticas que reflejan la realidad actual de México.

         Dicha muestra es una iniciativa del Museo Memoria y Tolerancia, de la Ciudad de México, apoyada por el gobierno de la República Federal de Alemania, que se lleva a cabo en universidades, municipios y diversos espacios de convivencia social del país. Entre sus objetivos están educar sobre la importancia de ejercer los derechos en la búsqueda de la equidad, observar a la tolerancia como un agente de cambio social, promover las culturas de la paz y del dar, así como la responsabilidad social y el acceso a la información.

         El Túnel Memoria y Tolerancia instalado en la BUAP forma parte de las actividades del Festival Diverso, un proyecto que difunde la importancia de la memoria histórica y expone a la tolerancia como la única opción para erradicar la indiferencia y la violencia.

Publicado en NIÑOS

•    Con la participación de 76 jóvenes, el torneo se realizó en la Preparatoria 2 de Octubre de 1968.

Por primera ocasión, la BUAP fue sede de la Competencia Nacional de Cubo Rubik, actividad en la que participaron 76 jóvenes -de los cuales 11 fueron de la BUAP-, de diversas partes del país como Ciudad de México, Tlaxcala,  Puebla, Hidalgo, Chiapas, Jalisco, Michoacán y Morelos, así como un competidor de Estados Unidos.

          La edición 70 de este torneo se realizó en la Preparatoria 2 de Octubre de 1968 y se compitió en seis categorías. En cuatro de estas hubo tres rondas y en las otras solo dos. En cada categoría los competidores tuvieron cinco intentos para resolver el cubo y sus tiempos fueron promediados.

          Durante este evento, que tuvo lugar el 29 y 30 de junio, los participantes pusieron a prueba sus habilidades de concentración, razonamiento, lógica y capacidad de análisis, entre otras, necesarias para realizar este tipo de actividades en un límite de tiempo.

          Esta competencia nacional es impulsada por la World Cube Association, organización que fomenta las competencias de rompecabezas de combinación y que cuenta con comités establecidos en todo el mundo. Los ganadores recibieron una medalla, así como cubos de rubik donados por los patrocinadores.

Publicado en DEPORTES

La BUAP actúa con responsabilidad al incrementar 11 por ciento su matrícula de nuevo ingreso para este otoño 2019, sin que esta medida ponga en riesgo la calidad educativa que se ofrece, así lo manifestó el Rector Alfonso Esparza Ortiz en la séptima reunión y primera sesión ordinaria del Honorable Consejo Universitario.

            Ante el Máximo Órgano de Gobierno de la Institución que aprobó por unanimidad la propuesta para el proceso de admisión 2019, señaló que la BUAP le apuesta al trabajo coordinado con otras dependencias y niveles de gobierno, a fin de que la oferta educativa se lleve a donde más haga falta y los jóvenes tengan la oportunidad de desarrollar sus estudios con infraestructura adecuada y con la atención docente que requieren.

            De esta forma, la Universidad atenderá para el próximo ciclo escolar más de 120 mil alumnos en todos los niveles y ofertará ocho nuevos planes de estudios, que atiendan necesidades sociales específicas con más oportunidades educativas para los estudiantes.

            Alfonso Esparza reconoció el compromiso de la BUAP con la educación superior pública, por lo que aseguró que participarán en un foro organizado por la Secretaría de Educación Pública, que se llevará a cabo el próximo 2 de julio y donde entregarán opiniones y propuestas que abonen a la construcción de políticas públicas relacionadas con las leyes secundarias, que abordan temas de educación superior.

Modelo de Denuncia

El Consejo Universitario aprobó por unanimidad el Informe de Seguridad de la Dirección de Apoyo Universitario y Seguridad (DASU). En su intervención, el director de esta dependencia, Christian Steger Schmidt, mencionó que desde la creación del Módulo de Denuncia se han registrado 22 eventos delictivos en la zona de Ciudad Universitaria y 18 en el Área de la Salud, de los cuales el cien por ciento de las víctimas decidió acudir al Módulo de Denuncia.

        Gracias a este esquema de apoyo que ha impulsado el Rector de la Universidad, Christian Steger informó que se han presentado 37 denuncias ante la fiscalía, por lo que ya cuentan con una carpeta de investigación abierta.

          Por su parte, el Rector Esparza Ortiz explicó ante el Consejo Universitario el proceso de operación de este Módulo de Denuncia, que implica 10 acciones coordinadas, que van desde el apoyo por parte de un asesor jurídico para redactar y presentar una denuncia, debidamente sustentada con insumos para la investigación, como pruebas o videos obtenidos de las cámaras de vigilancia, hasta el seguimiento constante de los indiciados cuando se les dicte sentencia.

         “Vimos que los estudiantes no se animaban a presentar la denuncia porque perdían mucho tiempo, no se sentían atendidos, incluso amenazados. Este módulo está para formalizar la denuncia desde el primer momento y darle seguimiento. Esto ha dado confianza a la comunidad universitaria para denunciar”, aseguró el Rector de la BUAP.

La supuesta venta de Lobos BUAP

En otro punto del orden del día, el Consejo Universitario aprobó también por unanimidad iniciar acciones legales en contra de la empresa Garden Teas y demás partes involucradas en la supuesta cesión o venta del equipo Lobos BUAP.

         “Ayer nos notificaron que Garden Teas depositó en un juzgado 90 millones de pesos a favor de la Institución y hace referencia también a supuestos adeudos que se tienen con el club; esto no cambia nada, la situación sigue vigente”, señaló el Rector Alfonso Esparza, tras referir que aún existe un contrato de abril de 2018 y el subsecuente de diciembre.

Doctorado Honoris Causa al doctor Benito del Castillo García

También, por unanimidad de votos, se aprobó otorgar el Doctorado Honoris Causa a Benito del Castillo García, vicepresidente de la Real Academia Nacional de Farmacia de España, propuesto por la Facultad de Ciencias Químicas.

           Del Castillo García fue miembro del Comité Ejecutivo en 2001 de Dean´s European Academic Network (Dean) y presidente de la Asociación Europea de Facultades de Farmacia (EAFP), entre otros cargos. Pertenece a 15 asociaciones científicas españolas o extranjeras, ha tomado parte como árbitro o miembro del comité redactor en la mayoría de revistas de su especialidad. Ha participado en una docena de programas de investigación y obtenido nueve premios de investigación de la Real Academia Nacional de Farmacia del Instituto de España. Su investigación se centra en la espectroscopía de fluorescencia molecular.

            Finalmente, en esta sesión ordinaria del Máximo Órgano de Gobierno de la BUAP se aprobó la actuación de la Oficina de la Abogada General con relación a los juicios laborales en proceso.

Publicado en EDUCACIÓN
Página 1 de 24